Tesoro de Villena

22 01 2013

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN SOBRE EL TESORO DE VILLENA

 

Realizado por Frunzulica Andreea Ramona

 

  

 

Indice:

1. Introducción

1.1 ¿Cómo se descubrió el tesoro y donde?

1.2 ¿Que contiene el tesoro?

1.3 ¿Fue importante este  descubrimiento?

1.4 Mapa arqueológico.

1.5 Una versión muy bonita.

1.6 Opinión personal.

¨Introducción :

Villena, situada al noroeste de la provincia de alicante, cuenta con uno de los tesoros áureos más importantes de la Edad de Bronce europea. Este tesoro cuenta con 60 piezas de oro, plata, hierro y ámbar. Su peso total es de casi 10 kilos. Todos estos datos hacen de este hallazgo el más importante en toda Europa y el segundo en el mundo.

1.1 ¿Cómo se descubrió el tesoro y donde?

 Según esta fuente :

En 1963 aparecieron cosas del  azar y del destino, un brazalete de oro de medio kilo en las excavaciones de una obra en Villena. Evidentemente la obra se paralizo, y entraron en ellas las autoridades pertinentes para poder realizar búsquedas arqueológicas. Fue en ese momento cuando se encontró una gran vasija con el tesoro descrito anteriormente y se llego a la conclusión de que la antigüedad de la misma era de aproximadamente 3.000 años.

Según esta fuente:

Al atardecer del día 22 de octubre de 1963, una llamada telefónica del joyero D.
Carlos Miguel Esquembre Alonso, que tiene su establecimiento abierto al
público en la calle Mayor, número 7, de la ciudad de Villena, nos puso
en antecedentes de una extraordinaria joya de oro que le había sido
mostrada por una mujer de ascendencia gitana con la que le ligaban
lazos de parentesco espiritual.

1.2¿Que contiene el tesoro?

El tesoro comprende diversos brazaletes, botellas, cuencos y pequeños objetos como botones, que suman en total casi diez kilos de oro de 24 kilates. Los cuencos están fabricados con técnica de martilleado. Las pulseras y los brazaletes son de oro macizo y algunos tienen decoración.

Hay tres botellas de plata y tres de oro. Las chapas encontradas en el tesoro pueden ser sueltas o restos de empuñadura. Hay dos piezas de hierro que, parece, son las más antiguas de la península ibérica. Por aquel entonces no se conocía el hierro y la hipótesis más aceptada es que el primer hierro que hubo en nuestras tierras lo transportaron los fenicios como moneda de cambio comercial.

Una parte del tesoro es conocida como “el tesorillo”. Comprende 35 piezas que suman 150 gramos y data también de la misma edad de bronce. Incluye anillos de distintas formas, alguna diadema, diamantes sueltos y pulseras. También son de gran importancia arqueológica.

 

http://denorevista.wordpress.com/2012/02/20/el-museo-y-el-tesoro-de-villena/

presentación al público

La primera exposición se llevó a cabo durante la Navidad de 1963 en las dependencias del Museo Arqueológico de Villena. El 27 de diciembre de 1963 el ferroviario Pedro Lorente García entregó por propia voluntad a José María Soler un tercer brazalete que se hallaba arrinconado en el desván de su casa, a la que había llegado  4 o 5 meses antes y que había sido identificado por su hija como semejante a los del Tesoro tras contemplarlo en la exposición.

El significado
La inexistencia de restos arqueológicos en las inmediaciones del lugar del hallazgo conlleva una serie de dificultades a la hora de valorar su significado y atribuirle una cronología. Según su descubridor, estamos ante una ocultación realizada por un jerarca o rey, o por un grupo de individuos en un momento de peligro.
Los cuencos y las botellas podrían interpretarse como una vajilla de tipo religioso o de lujo de uso doméstico. Los brazaletes son objetos de adorno personal que conservan señales de uso. La existencia de un cetro quizás haga relación a la pertenencia del tesoro a un solo individuo o familia de alto prestigio. También puede tratarse en su conjunto de una dote femenina, o, de una acumulación de oro de un orfebre, etc.
En cuanto a la cronología, algunos investigadores, entre ellos J. M. Soler, aceptan como fecha de la ocultación el año 1.000 a C. Para defender esta hipótesis se basa en varias cuestiones como la tipología de la vasija utilizada para la ocultación, ya que el análisis de la pasta y la forma se corresponden con la cerámica local de los momentos finales de la Edad del Bronce. Por otro lado, la presencia de dos piezas de hierro junto a otras de oro y plata, es fiel reflejo del valor precioso del hierro antes de su uso generalizado para la fabricación de armas y utensilios durante la Edad del Hierro. La introducción de este metal en la Península se relaciona con contactos mediterráneos que se inician alrededor del año 1.000 a C.
Otro indicador cronológico según J. M. Soler se halla en la correlación existente entre el Tesoro de Villena y el Tesorillo del Cabezo Redondo. Éste está fechado en el momento de abandono del poblado en torno al año 1000 a.C. Los paralelos entre las joyas del Tesorillo – anillos moldurados y un fragmento de lámina con púas – y algunos de los brazaletes del Tesoro, le induce a pensar que se trata de dos depósitos efectuados al final de la Edad del Bronce.

http://www.museovillena.com/noticia.asp?idnoticia=59079

1.3¿Fue importante este  descubrimiento?

Según esta fuente:

Villena no contaba hasta el momento con ningún tipo de resto arqueológico, por lo tanto la importancia de este descubrimiento aumentaba por momentos. Se llego a la conclusión de que seguramente podría pertenecer a un Rey que por motivos desconocidos oculto este tesoro en esa zona.

 http://alicante.sobreespana.com/2012/05/23/el-tesoro-de-villena-el-mas-importante-de-espana/

Según esta fuente:

El valor intrínseco de lo que se acaba de encontrar -nos decia hace unas horas autoridad máxima en este mundo de la Arqueología-, con ser importantes, se opaca ante el gigantesco mérito de lo que se guarda en esta ciudad alicantina de Villena, que desde ahora podrá blasonar de po­seer el tesoro más esplendoroso no sólo de España, sino del mundo entero, ya que no hay evidencias de tales hallazgos en los tratados arqueológicos que se conocen y que son faro y guía de los maestros. Ahora, toda la corriente turística y especializada en antigüedades vendrá en caravanas a contemplar estas piezas de oro pu­ro, cuya fecha de origen se remonta a mil doscientos años antes de Jesucristo y a tres mil de nuestra Era.

http://www.villenacuentame.com/2012/11/1963-periodico-abc-sabado-grafico-el.html

1.4 Mapa arqueológico término Villena

File:Mapa arqueológico término Villena.png

Fotos del tesoro de Villena

1.5 Una versión muy bonita:

Historia del descubrimiento

Al atardecer del día 22 de octubre de 1963, una llamada telefónica del joyero D.
Carlos Miguel Esquembre Alonso, que tiene su establecimiento abierto al
público en la calle Mayor, número 7, de la ciudad de Villena, nos puso
en antecedentes de una extraordinaria joya de oro que le había sido
mostrada por una mujer de ascendencia gitana con la que le ligaban
lazos de parentesco espiritual.

Inmediatamente nos personamos en el citado establecimiento, y no tardó
mucho en presentarse la que dijo llamarse Esperanza Fernández García,
portadora del brazalete señalado con el número 29 en el Inventario que
figura al final de este trabajo como Apéndice núm.
1. Según declaró, la joya fue hallada por su esposo, albañil de
profesión, entre las gravas utilizadas para el hormigón de un edificio
que se estaba construyendo en la calle de Madrid.

Requerida por nosotros la presencia de este albañil, un gitano llamado
Francisco Contreras Utrera, nos confirmó la declaración de su esposa y
nos hizo entrega del brazalete mediante el correspondiente resguardo.

Pusimos el hecho inmediatamente en conocimiento del Sr. Alcalde de la población, D.
Luis García Cervera, y mostramos la joya en la reunión que en aquellos
momentos celebraba la Corporación municipal, y
ante la posibilidad de que el brazalete hubiera sido mutilado por sus
inventores o de que se hubiese falseado el lugar de su verdadera
procedencia, comparecimos al día siguiente ante el Sr. Juez de 1.ª Instancia e Instrucción, Ilmo. Sr. D.
Ramón Escoto, para denunciarle aquellas posibilidades. Las indagaciones
comenzaron en seguida y pusieron de manifiesto que el brazalete no
había sido encontrado por el gitano Contreras, sino por uno de sus
compañeros de trabajo llamado Francisco García Arnedo, quien lo entregó
a su capataz, Ángel Tomás Martínez, en la creencia de que se trataba de
una de las piezas que forman parte del engranaje de los camiones que
transportaban las gravillas. Así lo creyó también el Sr. Tomás, quien dejó suspendida la joya en lugar visible hasta que pasó a manos del gitano Contreras, cuya esposa la llevó al

—4→

joyero para que le informase, según dijo, del presunto valor de la pieza.

Un mes después, cuando ya desesperábamos de encontrar circunstancias
aclaratorias del extraordinario hallazgo, de nuevo el joyero D.
Carlos Miguel Esquembre nos comunicó telefónicamente la presencia en su
establecimiento de otra mujer portadora de un brazalete similar al
anterior, aunque menos rico. Se trataba del ejemplar señalado en el
Inventario con el número 9.

Encarnación Martínez Morales, que así se llamaba aquella mujer, iba
acompañada de su esposo, el transportista de gravas Juan Calatayud
Díaz, y ambos aseguraron que la joya había pertenecido a la difunta
abuela de Encarnación y que había permanecido durante mucho tiempo en
un arcón de la casa. La explicación era inocente por cuanto el
brazalete, aun prescindiendo de su técnica de fabricación y de su
ornamento, presentaba idénticas adherencias terrosas a las observadas
en el primero. Como en la ocasión anterior, nos hicimos cargo del
objeto y, al día siguiente, 26 de noviembre de 1963, pusimos el nuevo
hecho en conocimiento del Sr. Juez de Instrucción, quien comenzó sus diligencias sin pérdida de tiempo.

A las catorce horas del mismo día 26, antes de comparecer ante el
Juzgado, se presentó en nuestro domicilio el transportista Juan
Calatayud para confesarnos que el brazalete no perteneció a la abuela
de su mujer como se había declarado, sino que había sido hallado por él
mismo en una de las ramblas de las que extraía las gravas que conducía
luego a la población. Aseguró que el primer brazalete fue también
transportado por él, sin saberlo, al edificio en construcción de la
calle de Madrid.

A pesar de esta declaración, las diligencias judiciales siguieron su
curso y, entre ellas, la de una inspección ocular en una de las ramblas
de la sierra del Morrón, señalada por Juan Calatayud como lugar de
procedencia de los brazaletes. Esta diligencia fue llevada a cabo el 30
de noviembre de 1963 y, al día siguiente, domingo 1 de diciembre,
comenzamos los trabajos de excavación que habrían de finalizar con el
más espectacular de los hallazgos.

Posteriormente, el día 27 de diciembre, un empleado ferroviario llamado
Pedro Lorente García nos hizo entrega del brazalete señalado en el
Inventario con el número 22, aparecido en su domicilio, según declaró,
cuatro o cinco meses atrás, probablemente transportado por los niños
que jugaban en un amontonamiento de tierras de las cercanías. Mezclado
entre varios objetos arrinconados había permanecido en un desván de la
casa hasta que una hija de Pedro Lorente pudo observar que era idéntico
a muchos otros del tesoro, públicamente expuesto en el Museo
Arqueológico Municipal durante las Navidades de 1963.

De todo lo anteriormente referido fue debidamente informado el Ilmo. Sr. Director General de Bellas Artes, D.
Gratiniano Nieto, quien pudo examinar de cerca los extraordinarios
materiales durante la visita personal efectuada el 15 de diciembre de
1963 en compañía del Secretario del Servicio Nacional de Excavaciones
Arqueológicas, D. Francisco Presedo.

Comunicado el hallazgo a la Dirección General de Bellas Artes, ésta

—5→

autorizó por teléfono la excavación de la zona de los hallazgos. Al
mismo tiempo, se interesó por la citada Dirección un informe del
Delegado de Zona del Servicio Nacional de Excavaciones, Prof. Miguel Tarradell, quien, en efecto, dio
su autorizada opinión sobre el hallazgo.

REFERENCIAS:

http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/soler/12260390887990416310402/index.htm ¨

1.6 Opinión personal:

Me parece un tema muy interesante. Hay muchas versiones de como se encontró el tesoro sinceramente no se ni cual creer. Pero,me pareció muy bonita la versión que te he publicado arriba, aunque me parece un poco raro que un gitano haya llevado la joya al joyero. No quiero juzgar a los gitanos o generalizarlos pero la mayoría no trabajan y mas si tienen problemas económicas intentarían vender la joya para conseguir algo de dinero. Pero si realmente es que ha sido onrado el hombre es maravilloso saber que aun existen personas así. A mi me ha servido el tema para informarme mas del tesoro de Villena porque he oído que existe pero nunca me pare a imformamreme mas. Y me gusto mucho y me alegro que este en el museo así todo el mundo pueda verlo.

Anuncios

Acciones

Información

One response

27 01 2013
gaspar

Hola Andrea.
El texto que has copiado debería estar marcado entre comillas. Los enlaces están bien, pero el entrecomillado es necesario.
Hasta mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




nadiasuch77

A great WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: